Traiciona Anaya “Pacto de Los Pinos”

136

Martes 6 Marzo 18

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Disputan 2 lugar Meade y Anaya

Luego de los resultados de la segunda encuesta publicada por El Heraldo de México/Suasor, los aspirantes presidenciales José Antonio Meade y Ricardo Anaya aseguraron que ambos compiten, en este momento, por el segundo sitio de las preferencias electorales.  Por un lado, Meade reconoció que esta encuesta, que lo pone en 25 por ciento de las preferencias electorales, le favorece y Anaya, con 23 por ciento, afirmó que pese a los ataques que ha recibido, no ha bajado en la intención de votos.  Incluso, José Antonio Meade aseguró que, sin importar en qué lugar lo pongan las encuestas, ganará la elección presidencial. Hay encuestas que me ponen en primer lugar, otras en segundo y otras en tercero. Yo vuelvo a decir lo que he dicho muchas veces: esta será una elección competitiva que vamos a ganar en la campaña”, dijo Meade en entrevista realizada en el Club de Industriales.
Julio Madrazo, vocero de la campaña de Meade, aseguró que los resultados de la encuesta publicada por este diario muestran que sólo hay dos alternativas “muy claras”: Meade y López Obrador.  “(Nuestra estrategia ahora es) concentrarnos en las propuestas de Meade… en que es un ciudadano no ligado a un partido”, explicó.  Sobre el empate técnico con Anaya, dijo que lo importante es “que Meade va hacia arriba y Anaya hacia abajo”. Al respecto, Ricardo Anaya aseguró que esta encuesta revela que no le han podido quitar “ni siquiera un solo punto porcentual”, pese a la guerra sucia en su contra. (Heraldo Nota)

Anaya, traidor

Ricardo Anaya cometió un error que le valdría ser acusado de “traidor” y perder totalmente la confianza de Peña y del canciller Videgaray: a instancias de sus asesores más cercanos, Anaya aceptó un acercamiento con el ex presidente Salinas en busca de asesoría para lograr su ansiada candidatura a la Presidencia. Cuando la noticia de ese acercamiento llegó a la casa presidencial se prendieron las alarmas y el hecho fue tomado con recelo por el presidente Peña que no entendía cómo el joven político al que habían apoyado en su ascenso al panismo, y que había aceptado apoyar todas sus reformas a cambio de esa “ayuda”, hoy les daba la espalda. El “Pacto de Los Pinos” con el dirigente del PAN se comenzó a desdibujar. En agosto del 2017, Anaya vio venir el primer golpe en su contra con la investigación de EL UNIVERSAL sobre el crecimiento de su patrimonio y el de su familia política en los últimos 14 años de su actividad en la política. Anaya traicionó la confianza y el apoyo de Peña y de Videgaray y se acercó a otros poderosos intereses que le ofrecieron llevarlo a la batalla final con Andrés Manuel López Obrador ¿Llegará a esa batalla o lo tirarán antes de la candidatura? (Universal columna Serpientes y Escaleras)

Priismo carvenario

La riña en las alturas (Peña-Meade contra Salinas-Diego-Anaya) no puede ser asumida como genuina ni siquiera entre las bases del “Frente” tripartidista, porque corresponde a dinámicas, expectativas e intereses de las élites en pugna. Sin embargo, las consecuencias de ese crujir en las cúpulas puede resultar de graves consecuencias para el proceso electoral en curso, pues Los Pinos está pisando de manera exploratoria, una vez más (como lo hizo en la reciente elección del Estado de México), el terreno de los excesos desde el poder institucional, con el priismo más cavernario decidido a hacer ganar a su actual abanderado “ciudadano” al costo que sea. El atropellamiento del ex socio político Anaya puede ser el preámbulo de consecuentes acciones arriesgadas contra el puntero López Obrador, al que en algunas “encuestas de opinión” ya están colocando a “menor distancia” de un insólitamente “progresivo” Meade. (Jornada columna Astillero)

Hacia arriba

Según la encuesta de Massive Caller, publicada en 4 de marzo, AMLO encabeza las preferencias electorales con el 32.2 por ciento de la intención de voto; le sigue Anaya con el 25.06, y Meade con el 13.5 por ciento. Meade apareció temprano en Twitter. No parecen importarle mucho las alertas de que los ataques el PRI-gobierno fortalecen al candidato del Frente. Está visto que no lo cree. (Excélsior columna Arsenal)

Juntos pero no…..

Que mañana la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales será la primera organización en reunir a los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, aunque no en el mismo horario por cuestiones de logística y para evitar sanciones del INE. El que corre el riesgo de verle la cara a sus adversarios es el panista, que participará entre el priista y el morenista. ¿Se saludarán? (Milenio columna Trascendió)

“Son dimes y diretes”

Presidente Enrique Peña consideró que la polémica sobre el uso político de la PGR en contra del panista Ricardo Anaya es parte de los “dimes y diretes” del proceso electoral Consultado sobre la alerta de intelectuales por el uso de esa institución contra los opositores políticos, se negó a responder y dijo que su única intervención será el 1 de julio, cuando acuda a votar. “A ver, no se enganchen tampoco los medios.  Lo que vamos a ver seguramente en este proceso electoral -propio de toda democracia- son los dimes y diretes de cada uno de los participantes. (Reforma Nota)

La “normalidad” de Enrique

Dice el dicho que ”hechos son amores”. Alguien debería recordarle esa frase al presidente Enrique Peña Nieto, quien a estas alturas, con uno de los índices de aprobación más bajos en el último año de un mandatario mexicano, piensa que de verdad hay quien cree que sí dice que no tiene las manos metidas en la elección, es suficiente con su palabra. Y es que ante el cuestionamiento de sociedad civil y de figuras públicas, políticas e intelectuales sobre la intervención evidente de la PGR en la contienda electoral, el aún habitante de Los Pinos cree que con decir que ”es normal” los dimes y diretes y que ”no fijará postura”, basta para no exigir que las instituciones de justicia actúen con independencia y autonomía. Ayer, en una entrevista después de un evento y tras la ”advertencia” de Ricardo Anaya, de que se encargará de que se investiguen los actos de corrupción en su administración, se le preguntó a Peña Nieto su opinión al respecto, dado que el mensaje del aspirante frentista fue con nombre y apellido. La respuesta del mandatario parece un ingenuo intento por hacerle creer a sus gobernados que aquello que se hace en las dependencias a su cargó, como la Procuraduría, y que las declaraciones de sus fieles colaboradores, como Aurelio Nuño y Enrique Ochoa o lo que diga su abanderado presidenciable, José Antonio Meade, no tiene ni su visto bueno ni esconde per se un mensaje de parte de la administración que representa. Aquí la respuesta textual del mandatario: “Lo único que tengo que responder, no respondo a nadie ni me voy a meter en este proceso electoral, la única participación que yo tendré en este proceso será el 1 de julio cuando vaya a ejercer mi derecho a votar”. (Financiero columna La Nota Dura)

Si Peña incurrió en corrupción, “lo meto a la cárcel”: panista

Si se demuestra que el presidente Enrique Peña Nieto cometió “actos graves de corrupción, por supuesto que lo meteré a la cárcel si gano los comicios”, afirmó el aspirante presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya.  “Ya estuvo bueno de que haya intocables. Aquí el que la haya hecho la tiene que pagar, y esto incluye al Presidente”, sostuvo.  Anaya aseguró que el gobierno federal lo quiere sacar de la boleta electoral y por eso ha utilizado a las instituciones para acusarlo de presuntas irregularidades en transacciones inmobiliarias.  A su vez, el aspirante presidencial de Todos por México, José Antonio Meade, pidió a Anaya que “no sea rajón” y asuma sus responsabilidades sobre posibles anomalías en sus propiedades y las de su familia. (Universal Nota)

PGR y Anaya

Si la PGR tiene pruebas de que Ricardo Anaya ha cometido algún ilícito, ¿por qué no lo consigna? Nadie debe ser impune, pero hasta el momento la impresión que queda es que se está involucrando al candidato en una investigación simplemente por razones políticas. (Reforma columna Jaque Mate)

La soledad de Anaya

De lo que no puede atacarse o criticarse a Ricardo Anaya, es que carece de audacia y temeridad. Una y otra vez, como lo ha hecho por meses, se defiende retóricamente de acusaciones por corrupción. Ni el gobierno federal ni sus voceros en la prensa han podido mostrar la bala de plata que lo elimine, pero tampoco él ha mostrado documentación contundente que haga que los señalamientos queden en lo que señala reiteradamente, que se trata de una persecución política para sacarlo de la contienda presidencial. En el chapoteadero de palabras en las que se encuentran Anaya y sus principales detractores, hay imágenes que no ayudan al candidato y alimentan la sospecha. Sobre todo, la forma como la maquinaria política del PAN y sus aliados no lo ha arropado en estos momentos de crisis. (Financiero columna Estrictamente Personal)

Entre lo público y lo privado

Durante un encuentro con dirigentes de Movimiento Ciudadano, el candidato de la coalición PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, explicaba que “desde que inició la andanada en mi contra, el PRI ha subido tres puntos en las encuestas”. Lo dicho por el panista en una conversación privada se alcanzó a escuchar claro desde el patio de la sede naranja. Unos minutos después, el mismo Anaya dijo a los reporteros que esa misma “andanada” no le ha provocado ningún daño y que sólo lo ha hecho más fuerte. ¿Con cuál versión nos quedamos? (Financiero columna Confidencial)

L