Sucesión de la Jefatura de Gobierno Síntesis 11 de mayo de 2017

318
Claudia Sheinbaum / Ricardo Monreal

ELECCIÓN JEFATURA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Qué buenas migas mostraron ayer Ricardo Monreal y Miguel Mancera. Coincidieron en algo: urge unir a las izquierdas, y justo horas después de que el Jefe de Gobierno había dicho que podía ganarle a AMLO en el 2018 con un respaldo ciudadano, el morenista de la Cuauhtémoc le reconoció la altura política para influir para “caminar juntos y transformar al país”. En política, las señales cuentan. (Razón columna Rozones)

Primero, lo conocían por ser hijo de un Gobernador, después, Néstor Núñez se dio a conocer por ser un diputado faltista, y ahora, lo ubican como la sombra de Ricardo Monreal en sus eventos. Su tirada, según cuentan morenistas, era convertirse en sucesor del Jefe Delegacional de Cuauhtémoc, nomás que eso era antes de que su propio partido le retirara los derechos políticos tras cacharlo en una movida legislativa chueca. Ahora, antes de soñar en grande, el junior del tabasqueño Arturo Núñez primero tendrá que ver si con una apelación recupera el “derecho”… a ser apadrinado con una candidatura. (Reforma columna Circuito Interior)

A más de un año de las elecciones en la Ciudad de México para elegir a quien ocupe la silla de Miguel Ángel Mancera, ya se sabe quién gobernará la capital federal si gana Morena. Será Claudia Sheinbaum, la delegada en Tlalpan, quien ha sido una incondicional colaboradora de Andrés Manuel López Obrador desde hace casi dos décadas. No lo digan muy fuerte, pero eso de que Ricardo Monreal, delegado en Cuauhtémoc y que dio la cara por López Obrador en dos elecciones presidenciales encabezando la batalla pública de la impugnación al resultado, es quien está en el afecto del jefe de Morena, es falso. El corazón, la cabeza y las intenciones de don Andrés Manuel están en ella, no él, para que no se haga ilusiones futuristas. (Eje Central columna La Trastienda)

Con eso de que el titular de Sedeco, Salomón Chertorivski, y el perredista Fernando Belaunzarán suelen viajar en este sistema de transporte, el presidente del PAN capitalino, Mauricio Tabe, no quiso quedarse atrás y se trepó al vagón para ver cómo viajan “millones de mexiquenses” a la ciudad. Al final, el tu-ru-rú que escuchó no fue sólo el claxon del convoy, sino también los chiflidos de pasajeros. (Razón columna Rozones)