Rescatan los ciudadanos a la Capital del país

244

Poco después del sismo, la ciudadanía tomada la iniciativa, una vez más, para rescatar a las personas atrapadas bajo los escombros de los edificios colapsados en la Condesa y la Roma, y otros lugares de la Ciudad, cadenas humanas con las manos, cubetas, palas y con lo que tuvieran, despejaban los escombros en busca de sobrevivientes.

Solidaridad, valor y la esperanza, se veía entre los capitalinos. De esa solidaridad, unidad y buena fe que es de la que abusan los políticos para cometer sus corruptelas.

¡Este pueblo no merece a esos gobernantes!

Otra vez la población se organizaba, al margen del silencio y tortuosidad de los autoridades que horas antes señalaron que la Ciudad y los servicios de rescate estaban listos para intervenir inmediatamente a una emergencia de sismo.

Termina la noche en la Ciudad de México, la remoción de escombros continúa en las partes afectadas. Las primeras horas del día dejan al descubierto , El diario Reforma publica que “Emerge la Solidaridad y que van 224 muertos, de los cuales 117 son de la CDMX, y 45 inmuebles colapsados por el sismo de 7.1 grados Richter con epicentro en Morelos y Puebla.

El Universal registra 216 muertos y una escuela se derrumba ; deja 25 muertos, y que 21 eran niños.

En el reporte oficial, cerca de la una de la mañana, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, consignaba  224 muertos  en la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Edo de México y Guerrero, las mismas que consignaron los diarios impresos esta mañana.

Osorio Chong afirmaba en ese momento que la noche no sería ningún impedimento para continuar con el rescate de las personas que aún permanecen dentro de los escombros. Agradeció a la ciudadanía las grandes cadenas de comunicación que se están dando para apoyar las labores de rescate.

Horas antes, el caos y la angustia de la gente se vivió en la Colonia Condesa, en la Roma, Doctores, la Obrera y el Centro Histórico.

A las 18:00 horas, al pasar por Fray Servando, los servicios de rescate y bomberos, apagaban una construcción que había colapsado a unos dos metros de la avenida, por Bolivar. Todo cerrado, miles caminando en las calles.

Era la esquina de Chimalpopoca y Bolivar donde colapsó una fábrica de textiles, los trabajos han permitido el rescate de costureras  vivas, por ello, basta que uno de los rescatistas levante la mano para que el silencio invada a la multitud.

Camionetas, camiones y trailers sin caja invitaban a la gente a subir para ser trasladados a sus destinos por el Oriente.  se veían pasar a motociclistas con palas en la espalda dirigirse hacia las zonas colapsadas

Ya entrada la medianoche, motos, coches, camionetas van y vienen por varias partes de la Ciudad; En la Fuente de la Cibeles se estableció un centro de acopio, se cargan de agua, latas de atún y lámparas para apoyar a los voluntarios, miles de ellos jóvenes. Todos con el deseo de ayudar, apoyar.

Los rescatistas laboraron toda la noche y continúan esta mañana en el retiro de escombros piedra por piedra.

En el lugar había asociaciones civiles, instituciones internacionales y vecinos, todos querían ayudar, pero  se limitan a observar a la espera de ser requeridos.

Las calles permanecen cerradas para el tránsito vehicular, los derrumbes y vidrios rotos obstruyen las aceras, por ello, los jóvenes caminan por  la calle, algunos adquirieron palas y chalecos antes de llegar, ellos, se confunden con los brigadistas.

En la esquina de Laredo y Ámsterdam, las ruinas de un edificio aglutinan a cientos de personas, ellos sacan escombros en cubetas, otros esperan que el cansancio venza a los brigadistas para relevarlos en la cima de los escombros.

A los ciudadanos y a los bomberos, tiempo después se les uniría, la Marina, El Ejército, las brigadas de Protección Civil.

Todos saben que entre las ruinas es posible escuchar el eco de alguien que permanezca aún con vida bajo las losas.

A una cuadra en Álvaro Obregón, vecinos han instalado tres carpas en las que se acopian víveres. De forma ordenada, los organizadores ciudadanos solicita a otros compañeros dirigirse a los derrumbes graves.

¡Tic-Tac! señores políticos llegan tarde. ¡Itc-Tac! la sociedad civil los rebasó. ¡Tic-Tac! la solidaridad y esperanza, ¿Eso? nunca se lo podrán arrebatar a los capitalinos. ¡Tic-Tac?(Redacción, foto de Jimmy Power, amigo de Facebook)

Compartir