Silvano Aureoles, ¿apoyo o lastre para Meade?

211

BAJO RESERVA
El enemigo común en el debate
A 24 años del primer debate, queda en la memoria que el primero lo ganó el panista Diego Fernández de Cevallos, que terminó perdiendo la elección. En el 2000, otro panista, Vicente Fox, deja la marca (fuera del debate) del “hoy, hoy, hoy”. En 2006, Andrés Manuel López Obrador prefirió dejar su lugar vacío y perdió la elección. En 2012, la modelo Julia Orayen protagonizó el debate con su figura. Hoy los candidatos velan armas. Pero, de nueva cuenta, Andrés Manuel se la lleva tranquila con su hijo mientras su esposa juega en redes con que es más guapo que George Clooney. El priísta José Antonio Meade, el panista Ricardo Anaya y los independientes, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, fueron al Palacio de Minería a ensayar para el primer round. ¿Quién es el enemigo común en el debate de los presidenciables para esta noche? Ya veremos cómo quiebran lanzas. Saquen las palomitas.

Silvano Aureoles es la punta del iceberg
Cuando Silvano Aureoles, miembro del PRD, anuncia que va con José Antonio Meade, en realidad es la punta del iceberg. Nos cuentan que Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, a lo largo y ancho del país no cuenta con las simpatías de muchos panistas y, sobre todo, gobernadores del Frente, por lo que no le van a dar su apoyo. Deshojan la margarita para ver si se decantan por Andrés Manuel López Obrador, pero no por Anaya. Por ejemplo, nos dicen que en el Estado de México un sector con cierto músculo perredista nomás no se va a mover en favor de Anaya, lo cual lo debilita. Así que, si bien el perredista Aureoles hace un boquete —sin que se sepa cuántos votos pueda representar—, lo cierto es que el abandono y rechazo soterrado, no evidente, para Ricardo Anaya es lo que preocupa más en el Frente, nos dicen azules y amarillos. Por cierto, en octubre de 2017, Silvano declaró a EL UNIVERSAL: “¡Qué bonito!” que Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado, desde entonces como líderes de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, ya se habían repartido las candidaturas. Y así fue. (El Universal, pág. 2)

TEMPLO MAYOR
F. Bartolomé
FOCOS ROJOS se están encendiendo en el tablero de control de Por México al Frente después de que el gobernador de Michoacán, el perredista Silvano Aureoles, apoyara al candidato presidencial del PRI-PVEM-Panal, José Antonio Meade.

ESE APOYO se suma al de Armando Ríos Piter quien, con todo y su reciente desprestigio por las firmas inventadas que presentó al INE, también se sumó a la causa del “no priista” el viernes.

PERO la verdadera alerta entre los frentistas es porque se enteraron de que varios priistas han estado en negociaciones con el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, para que le dé la espalda a su paisano Ricardo Anaya y apoye a Meade.

LA DUDA es si el mandatario panista será capaz de llevar su historia de desencuentros con el candidato presidencial del Frente hasta el extremo de ponerse en su contra. Ya se verá.

POCO le duró el retiro de la política al senador con licencia Roberto Gil Zuarth. Quienes estuvieron en los rounds de sombra que el candidato presidencial José Antonio Meade hizo en preparación para el debate de hoy, relatan que lo vieron ahí.

Y CUENTAN que no estaba nada más de observador o dando consejos de lejitos, pues se puso como sparring asumiendo el rol de ¡Andrés Manuel López Obrador!

LO QUE NO se ha dicho es qué tan bueno resultó el chiapaneco para imitar el acento tabasqueño… y la retórica morenista.

YA SE SUPO en el Tribunal Electoral que dos de los siete magistrados no querían las camionetas blindadas que ese organismo le estaba pidiendo prestadas al Consejo de la Judicatura. Se trata de Felipe de la Mata y Reyes Rodríguez.

DE HECHO, en el Trife se dice que, si se solicitaron únicamente seis de esos vehículos y no siete, fue porque Rodríguez se les adelantó y les dijo que, por él, ni se tomaran la molestia de hacer la solicitud, pues se trataba de un bien que no tiene relación con su labor de juez. ADEMÁS, argumentó que está tan seguro de la neutralidad de sus decisiones que no tiene por qué temer por su seguridad. Vaya indirecta más directa para sus compañeros. (Reforma, pág. 12)

TRASCENDIÓ…
Que para el debate presidencial hasta el arribo de los aspirantes tiene horarios, de manera que no puedan toparse a su llegada al Palacio de Minería, por lo que se tiene programado un espacio de 15 minutos para el ingreso de cada uno de ellos.

La primera en llegar a las 6 y media de la tarde será Margarita Zavala, 15 minutos después lo hará el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade; a las 7 de la noche ingresará al recinto el abanderado de Por México al Frente, Ricardo Anaya, y con otros 15 minutos de espacio tocará el turno al contendiente de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, y cerrará la pasarela, a las 7 y media, Jaime Rodríguez Calderón.

Que a río revuelto no faltó el trol que quiso aprovechar la corriente y con una cuenta falsa de Twitter hizo creer que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, también se unía a José Antonio Meade, siguiendo los pasos de Armando Ríos Piter y Silvano Aureoles, y hasta añadió una foto.

Sin embargo, de inmediato el mandatario tamaulipeco aclaró en su cuenta real que él mantiene su respaldo “al próximo presidente de México”, Ricardo Anaya.

Que Andrés Manuel López Obrador solo estará acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Muller, así como de César Yáñez, quien oficialmente es secretario de Comunicación de Morena, y es que, de acuerdo con los lineamientos del INE, únicamente cinco personas podrán acudir con los candidatos al interior del Palacio de Minería.

Por cierto, el tabasqueño no tiene contemplado realizar festejo posdebate alguno y desde mañana retomará sus actividades proselitistas en el Estado de México. (Milenio Diario, pág. 2)