Regreso triunfal del #periodismosicario

253
Por Clark

Mal y de malas estamos en materia política y de derechos humanos cuando una televisora de participación federal, aunque “perteneciente” a una institución educativa,  muestra su falta de respeto por las audiencias y privilegia la agresión y el encono, justo en sentido contrario a lo que debería de hacer respecto su carácter de medio de comunicación.

El regreso del periodismo sicario que representa Ricardo Alemán, anunciado por medio de un comunicado conjunto del Instituto Politécnico Nacional y de Canal Once, es un espaldarazo a una de las formas abyectas y mezquinas de hacer periodismo, además de que podría marcar el inicio de la vuelta de este señor a todos los espacios donde le daban cobijo, o en otros que tengan la encomienda de tomar la estafeta, para seguir despotricando sin bases, exagerando lo vacuo, minimizando lo importante y hasta mintiendo de manera flagrante, todo a petición del cliente.

¿Cómo será la reanudación de las emisiones del programa Despertador Político? No es difícil saberlo, un sucesión de palabrería refocilándose porque los chairos se la pelaron, mostrando su malsano placer por restregar a quienes le criticaron su renovada presencia en los medios, volviendo al ataque abierto y agresivo contra su enemigo acérrimo, pero eso sí, como desprende @julioastillero del comunicado: con el “compromiso…  para construir una ciudadanía participativa e informada”…

Entonces, debo como ciudadano mandar al diablo a las instituciones que dependan del gobierno federal, porque a la vista de este acontecimiento me está quedando muy claro que lo que menos importa es la opinión de las mayorías y el derecho de las audiencias, porque mientras se estén persiguiendo fines superiores, así sean corruptos y viles, todo lo demás carece de importancia.

Volveremos a presenciar carretadas de insultos y mentiras de Ricardo Alemán contra quien va de puntero en las preferencias electorales para la Sucesión Presidencial 2018. Pero no sólo eso, los dichos del fiel representante del periodismo sicario se unirán a lo que siguen su línea, que ante la defenestración bajaron su perfil, pero que ahora con el reacomodo se volverán aún más vociferantes y estridentes que antes, sobretodo ante la desesperación que les representa a sus patrones que cada día que se recorta hacia la elección 2018 se les recorta al mismo tiempo su estancia en el poder.