Por lealtad, Gamboa debió incluir a De la Madrid

177

Miércoles 30 Agosto 17

Luego de la Asamblea del PRI, y de que el líder de la bancada del tricolor en el Senado, Emilio Gamboa, destapó a cuatro posibles aspirantes presidenciales, todo acto en el que estos secretarios presidenciables se presentan provoca lecturas políticas. Nos dicen que ayer fue evidente el buen trato del presidente Enrique Peña Nieto hacia el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, durante el evento en el que se presentaron los avances del Programa de Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. El Presidente y el secretario descendieron juntos del despacho presidencial por la escalinata que conduce al patio de honor, intercambiaron bromas y risas, tanto en el presídium como en sus discursos. Al término del acto, el presidente volvió a llamar a Pepe para que lo acompañara nuevamente a su oficina, mientras en un extremo de la primera fila se quedaron Aurelio Nuño y José Narro, junto al resto de los invitados que luego de las selfies del Presidente los vieron partir por la escalera con alfombra roja. Lecturas en tiempos de destapes. (Universal columna Bajo Reserva)

Con todo y que se jacta de que sabe ser amigo, el senador Emilio Gamboa es visto con recelo por quienes, como él, colaboraron en el gobierno de Miguel de la Madrid. El motivo: dejar fuera de la lista de presidenciables al secretario de Turismo, Enrique de la Madrid. Dicen que, por un mínimo de lealtad para con quien fue su jefe y lo llevó a jugar a las grandes ligas de la política. Gamboa debió incluir al hijo del ex Presidente. A menos, claro, que la lista de cuatro suspirantes se la hayan dictado directamente desde Los Pinos. Sería bueno saber qué lo motivó a dejar fuera al resto. (Reforma columna Templo Mayor)

En medio de su apretadísima agenda en Washington, el canciller Luis Videgaray se dio tiempo para estar de las 19:00 a las 21:00 horas en el exclusivísimo The Metropolitan Club. Dado que al lugar sólo se accede con membresía o acompañado de un socio, todo el mundo se pregunta quién le abrió las puertas al funcionario mexicano. Pero, sobre todo, con quién se reunió durante ese tiempo, en la víspera de su intensa jornada de cabildeos en la capital norteamericana. (Reforma columna Templo Mayor)

Quien mostró sus dotes de orador experimentado fue el secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Ayer ante los senadores del PRI dio detalles de los avances en el país para combatir rezagos en educación e infraestructura, así como del impacto de las reformas. Y para ello usó comparativos de futbol y videos con goles de los Pumas, América y Tigres. Su dinámica le valió un sonoro aplauso de los asistentes. (Razón columna Rozones)

Como el presidente del PAN, Ricardo Anaya anda muy apurado tratando de aclarar su patrimonio y el de su familia. Quien marcó un alto a las acusaciones del panista fue el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pues categórico aseguró que la Federación no tiene nada qué ver con la información exhibida en medios y criticó que la salida fácil cuando alguien es cuestionado sea señalar como culpable al de enfrente. ¡Qué tal! (Razón columna Rozones)

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvo que si en la investigación solicitada por Rafael Moreno Valle se comprueba que éste creó una red de espionaje que escuchó de manera ilegal al presidente Enrique Peña Nieto y a funcionarios de su gabinete, “se aplicará la ley”. Entre los afectados por esa presunta red estaría él mismo, pero acotó: “No me preocupa. “No hago nada que pueda avergonzarme o esté al margen de la ley. Lo que hago es siempre estar, vía teléfono o mensajes, en la búsqueda de soluciones en la responsabilidad que tengo”. (Jornada Nota)

Hoy cumple 65 años Manlio Fabio Beltrones, pero si lo quieren felicitar, mejor déjenle recado porque ayer andaba en Nueva York. El sonorense se dejó ver en el icónico Oyster Bar de la estación Graxtd Central. Entre platos de almejas, camarones y cangrejos, el priista se tomaba selfies con cuanto mexicano lo reconocía. (Reforma columna Templo Mayor)

Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, aseguró que el triunfo de su partido en 2018 será garante de estabilidad social y económica para el país “frente a los riesgos del populismo autoritario”. Añadió, “a partir del 4 de junio tenemos datos económicos muy alentadores, crecimiento en el empleo, un registro de crecimiento económico del 3%, primera vez que se registra eso desde el 2013… El mundo está volteando a ver a México con confianza”. Por otra parte, afirmó que el PRI no le entra al pleito con el PAN de Ricardo Anaya, a quien calificó como “un niño chillón”. ¿Y pretende que no le respondan? (Excélsior columna Frentes Políticos)