Por falta de acuerdos, estalla la huelga en La Jornada

158

Por Eduardo Ortiz Flores

El Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada (Sitrajor) decidió estallar la huelga en el periódico más crítico y de investigación de México al no haber ningún acuerdo “Demos SA de CV”, empresa que representa al diario.

En una asamblea del Sitrajor se decidió a favor de instalar las banderas rojiblancas a las 17:00 horas de ayer viernes, tras 133 votos a favor de 213 sindicalizados, al no haber un acuerdo con Demos SA de CV, que insistió en rebajar entre un 30 y 50% las prestaciones a los trabajadores en el Contrato Colectivo.

Los opositores a la huelga, casi 100 funcionarios y trabajadores del diario que permanecían dentro de las instalaciones, decidieron salir mañana de este sábado para evitar un conflicto mayor con el Sitrajor.

En editorial de este día 1 de julio del periódico La Jornada  se señala que “en un laudo emitido el 31 de mayo pasado por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México se determinó que el contrato colectivo de trabajo firmado por Demos Desarrollo de Medios SA de CV -la razón social de la Jornada-  y el Sitrajor hace financieramente inviable a la empresa”.

Agrega la editorial que en tal circunstancia, y con el propósito de evitar despidos masivos y reducciones propiamente salariales y en el afán de salvaguardar la fuente de trabajo, resultó ineludible suprimir aquellas prestaciones no estipuladas en la ley y que habían sido acordadas de manera bilateral por la empresa y el sindicato a lo largo de más de 30 años.

Señaló el editorial que “El Sitrajor, en uso de su derecho, emplazó a huelga a la empresa y ayer, a las cinco de la tarde, cerró las entradas al edificio del diario. Significativamente, cerca de un centenar de trabajadores permaneció en el interior de las instalaciones con la finalidad de garantizar el funcionamiento y la manufactura del periódico”.

El Sitrajor considera que es injusto que se quiera disminuir del 30 al 50% de los beneficios del Contrato Colectivo de Trabajo, cuando los funcionarios, desde hace dos años han demostrado muy mala administración del diario, iniciando con Tania Paulina Olmos, apoyada por Alejandro Roel, que no toman en cuenta a los trabajadores y prefieren contratar empresas externas, personal de sus confianza con altos salarios.

Si este diario nació para darle voz a todos aquellos grupos que eran marginados de los diarios oficiales y oficialistas, en especial la de la lucha de los trabajadores, ¿por qué ahora nos quieren negar esos derechos para lo cual este diario nació? No es justo, apuntan los trabajadores. (Redacción)

Compartir