Pide Mancera renuncia a integrantes de su gabinete

455

Por Eduardo Ortiz Flores

A tres meses de su presunta salida de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, para ir en busca de la candidatura presidencial para 2018 por un frente amplio ciudadano, pidió este sábado la renuncia de una parte de su gabinete legal y ampliado.

De acuerdo a filtraciones de funcionarios de la administración capitalina es una manera de que los propios servidores públicos “autoevalúen su desempeño al frente de sus encargos”.

La renuncia se da en medio de un ambiente tenso y de credibilidad por parte de los capitalinos por los índices en el aumento de la inseguridad, aumento de homicidios, asaltos y la posibilidad de la presencia del crimen organizado, y no narcomenudeo, en la Capital.

También se da ante conflictos por demandas ciudadanas contra la Línea 7 del Metrobús al haber sido frenada por un Juez federal por no contar con los permisos del INAH, pues considera “Paseo de la Reforma y el Bosque de Chapultepec” como sitios históricos.

Decisión que es vista por analistas y militantes de partidos de izquierda como “una medida más política que jurídica” para bloquear la carrera política del actual Jefe de Gobierno.

Este sábado, también Miguel Ángel Mancera, ha declarado que, por lo menos un mes se retrasará la obra del Metrobús en la antiguo “Paseo de la Emperatriz” que va del Castillo de Chapultepec al Centro de la Ciudad de México.

La Línea 7 del Metrobús conectará a Indios Verdes con la fuente de Petróleos, lo cual mejorará el transporte público y disminuirá la contaminación en un 20 por ciento al retirar a microbuses y autobuses de la ruta.

La exigencia de las renuncias, llevada cabo por Miguel Ángel Mancera, es similar a la que ordenó en junio de 2015, después de las elecciones de 2015, donde el partido que lo llevó a la Jefatura de Gobierno sin pertenecer a él, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), disminuyó su fuerza política en delegaciones y en la integración de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

En estas elecciones el gran triunfador, fue el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), liderado a nivel nacional por Andrés Manuel López Obrador, y a nivel local, por el ex perredista Martí Batres.

En aquella ocasión, removió a Héctor Serrano de la Secretaría de Gobierno por Patricia Mercado. Serrano dirige la Secretaría de Movilidad, pero además continúa al frente de la operación política de Mancera y del PRD.

Un mes más tarde, José Ramón Amieva, quien ocupaba la Consejería Jurídica, pasó a ser el Secretario de Desarrollo Social, cartera que ocupaba Rosa Icela Rodríguez, quien ocupa actualmente la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades. En la Consejería colocó a Manuel Granados, quien venía de ocupar la Presidencia de la Comisión de Gobierno de la ALDF.

Manuel Granados es considerado su incondicional, junto con Luis Serna, su Jefe de Gabinete, y a Emilio Rovelo actual Contralor General.

Rovelo acaba de declarar hace unos días que es muy difícil acabar con la corrupción porque es “parte de la naturaleza de la sociedad”, cuando a nivel federal y de la capital, se presume que a partir de julio se tendrá un “Sistema Anticorrupción” ejemplar.

Actualmente, Miguel Ángel Mancera también ocupa la Presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago)

A pesar de que analistas políticos consideran que su paso por la Jefatura de Gobierno no ha sido muy brillante, Mancera considera que sí puede ser candidato a la Presidencia de la República en 2018 y por ello, iniciará el reacomodo de su equipo de trabajo y aquellos que considera que apoyan a Andrés Manuel López Obrador saldrán de la administración local, como lo hizo con Miguel Torruco Marqués de la Secretaría de Turismo.

Compartir