No habrá disputa con Sheinbaum, aseguró Ricardo Monreal

150
Ricardo Monreal - Claudia Sheinbaum

 ELECCIÓN JEFATURA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

El ex gobernador del Estado de México Eruviel Ávila fue nombrado dirigente interino del PRI en la Ciudad de México y, por tanto, responsable de los resultados que obtenga el partido en la elección de jefe de Gobierno, alcaldes y diputados locales en 2018.  El ex mandatario se dijo dispuesto a trabajar con todos los grupos priistas de la capital, incluido el de Cuauhtémoc Gutiérrez, quien dejó la dirigencia capitalina cuando fue acusado de financiar una red de prostitución desde ese cargo. (Heraldo Nota)

Ricardo Monreal, delegado en Cuauhtémoc, dice que no se beneficiará de la desgracia de un compañero, por lo que adelanta que ya no le interesa disputarle a Claudia Sheinbaum ninguna posibilidad; más bien podrían encontrarse si las circunstancias lo llevan a una posible candidatura para ser jefe de Gobierno en 2018.  A un mes de que su vida personal y política se cimbraron, como la de muchos mexicanos con el sismo del 19 de septiembre, el político zacatecano asegura que la delegada en Tlalpan debe continuar en su propósito y Morena debe seguir fortaleciendo su presencia. (Universal Nota)

La designación de un peso pesado (el eje operativo del descarado y mafioso fraude electoral en el estado de México, contra Delfina Gómez y Morena) tiene un significado evidente: el PRI, es decir, Los Pinos, pondrá en práctica lo más selecto y exitoso de su arsenal sucio para tratar de conseguir una votación competitiva en la capital del país, acaso con otra candidatura presuntamente fuerte, por ejemplo, el ex rector de la UNAM José Narro. O, en el peor de los casos, tratará de vigorizar su estructura electoral para inclinarla, en determinado caso, en favor de alguna carta que fuera más viable e igualmente adversa a Claudia Sheinbaum (si su candidatura se sostiene) y Morena. Un beneficiario de ese pragmatismo priista por venir podría ser Ricardo Monreal (aunque Ávila ha dicho, de entrada, que va contra Morena y el Frente Ciudadano por México), quien está a la caza del mejor momento para reactivar su búsqueda de la candidatura del citado frente, que forman PAN, PRD y MC, con una Alejandra Barrales cada vez más debilitada por sus escándalos inmobiliarios y su rala capacidad de reacción creíble ante esos señalamientos (Barrales, por cierto, debe dejar la presidencia nacional del PRD en diciembre, pero las corrientes dominantes de ese partido no encuentran aún a alguien que dé continuidad al desfile de personajes por ese cargo que, en tres años, han ocupado Carlos Navarrete, Agustín Basave, Beatriz Mojica y la propia Barrales).  (Jornada columna Astillero)

Habrá que estar pendiente de lo que suceda hoy en el PRD de la Ciudad de México, que hoy se reúne para fijar las reglas con las que habrá de jugar para encarar las elecciones del 18. Todo indica que la candidatura a la jefatura de Gobierno se dará por medio de una elección, y aunque hoy todavía habrá quien quiera incluir a Ricardo Monreal en la justa, en un gesto de dignidad, como hace mucho que no lo hacen, los militantes amarillos se negarán a aceptar otra aberración. ¿Será? (Jornada columna Ciudad Perdida)

Ahora que arrancó la recolección de firmas para obtener el registro rumbo a 2018, aspirantes a la candidatura independiente por el Gobierno de la Ciudad de México en 2018 piden ser tomados en cuenta, al menos, en lo que respecta a las encuestas. Nos dicen que el empresario Xavier González Zirión, aspirante a jefe de Gobierno, ya levantó la mano para que lo tomen en cuenta cuando se midan las preferencias electorales. Está seguro, nos cuentan, de que su aceptación entre la ciudadanía irá para arriba. No obstante, los partidos políticos consideran que antes de que pida que lo suban a las encuestas, don Xavier debería estar ocupado en juntar las más de 74 mil firmas de apoyo. (Universal columna El Caballito)