Los periodistas se manifiestan; Peña ofrece fin a la impunidad

195

Tras las manifestaciones para exigir que seguridad para los periodistas y exigir que no haya impunidad en el asesinato del corresponsal de La Jornada en Sinaloa y editor del semanario Ríodoce, Javier Valdez Cárdenas, El presidente Enrique Peña Nieto manifestó que una democracia plena requiere que nadie calle la voz.

Garantizó Peña Nieto el compromiso del Estado Mexicano para que los crímenes cometidos contra periodistas no queden impunes.

Previamente se reunió con los gobernadores del país para establecer acciones juntas con el objetivo de resolver los recientes casos conocidos y a la vez, de disminuir la vulnerabilidad del desempeño periodístico.

Fotógrafos y reporteros, le reclamaron en ese momento a Peña Nieto que ya basta de discursos y ¡no más impunidad!

Como ciudadano comparto la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera y como presidente de la República les digo que actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables”, respondió.

Peña Nieto, quien dijo ser amigo de los periodistas, afirmó que como sociedad y menos como Gobierno se puede permitir la censura ni las restricciones a la labor informativa de la prensa, la radio, la televisión, ni de las nuevas plataformas digitales.

Como ciudadano comparto la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera y como presidente de la República les digo que actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables”, dijo.

Un día antes, ciento de periodistas y fotógrafos realizaron marchas, plantones y mítines y muchos de ellos suspendieron actividades en 11 estado de la República para pedir justicia y alto a la impunidad por ataque4s y muerte de periodistas.

Las movilizaciones se registraron en la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Estado de México, Hidalgo, Aguascalientes, Jalisco, Colima, Zacatecas y Nayarit.

En Guerrero, los manifestantes expresaron su repudio por la retención de siete reporteros el sábado pasado por civiles armados en Acapetlahuaya.

En la Ciudad de México, con una bandera nacional gigante, en tonos blanco y negro, periodistas taparon la entrada principal al edificio gubernamental.

Carmen Ariastegui apuntó que “No podemos permitir una declaración hueca más, no podemos permitir una fiscalía especial más que solamente engorda el presupuesto, necesitamos un Estado que cumpla con su obligación principal, la de nuestra nuestra seguridad”.

Compartir