Le crecen los enanos a AMLO, ya pide jugosas cuotas el PES

167

BAJO RESERVA
Primer choque entre AMLO y Flores
Los partidos aliancistas Morena y Encuentro Social se han enfrascado en serias confrontaciones por la candidatura al Gobierno de Morelos. Nos explican que el pleitazo ha llegado hasta los dirigentes nacionales, el precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y el líder máximo del PES, el diputado federal Hugo Eric Flores, pues cada uno tiene su propio gallo para la contienda electoral del primero de julio. Los morenistas aprietan la pierna con el senador con licencia Rabindranath Salazar y el PES apuntala al alcalde de Cuernavaca, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco. Nos comentan que don Rabindranath anda muy movido y presume estar arriba en las encuestas, al tiempo que circula la versión de que don Andrés Manuel no está muy convencido de las gambetas de don Cuau. Adivine usted quién ganará la pelea por la candidatura morelense: ¿López Obrador o Flores?

¿Enfría Corral pleito con la Federación?
El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, aseguró el miércoles que la solicitud de detención con fines de extradición del ex gobernador priísta de Chihuahua César Duarte, por presuntos delitos de corrupción y electorales, no tenía la intención de calmar los ánimos de nadie, sino de cumplir con la obligación de la Procuraduría General de la República. Sin embargo, en principio estas solicitudes de extradición sí calmaron los ánimos del gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, pues ayer al parecer bajó la guardia en el conflicto con el Gobierno federal. Al conocer de las órdenes de aprehensión, Corral dejó ver ante medios chihuahuenses que don Alfonso podría ser el indicado para reiniciar la interlocución en el diferendo. “Tengo la confianza de un diálogo serio, responsable, honesto, franco. Porque tengo un muy buen concepto de Alfonso”, dijo el gobernador.
¿Habrá deshielo?

El aliado incómodo
Todo indica que el muerto y el aliado a los tres días apestan. Ayer fue notoria la molestia del equipo del precandidato de la coalición PANPRD-MC a la Presidencia, el panista Ricardo Anaya, con el líder de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado. Durante el acto en el que Anaya acudió a solicitar el apoyo de MC para llevarlo a Los Pinos, don Dante, primero, prácticamente calló a Anaya cuando pretendía responder a las preguntas de la prensa. Después, sin consulta previa, dijo que a partir de ese momento el precandidato no daría más declaraciones “banqueteras”, ni respondería a “ocurrencias”. Más tarde, el equipo de comunicación del panista tuvo que salir a enmendarle la plana a Delgado. “Aclaramos que la política de comunicación de la precampaña de Ricardo Anaya seguirá siendo de total apertura… continuarán las entrevistas… lamentamos la confusión del día de hoy”. Nada contentos estaban ayer los panistas con su aliado. (El Universal, pág. 2)

 

TEMPLO MAYOR
Fray Bartolomé

LOS PANISTAS de la delegación Miguel Hidalgo están en shock ante las versiones de que Gabriela Cuevas podría ser candidata a jefa delegacional, pero… ¡por Morena!

AL PARECER a la senadora no le gustó nada que el mirrey, perdón, el diputado Jorge Romero afirmara en una cena con panistas que ya estaba decidida la candidatura para Margarita Martínez Fisher.

LA PROPIA Cuevas ha dicho que los vecinos de la demarcación le “piden” -y seguramente hasta le suplican de rodillas- que vuelva a ser delegada. Falta que diga si se postulará por Morena o si seguirá en el PAN.

CON TODO y que en el cuartel general de José Antonio Meade están tranquilos, a los sospechosistas les llama la atención que el PRI y sus aliados no impugnaran la orden de cambiarle el nombre a su coalición.

LA ALIANZA se llamaba “Meade ciudadano por México”, porque los priístas tenían calculado que la oposición lo impugnaría y eso les permitiría hacer ruido con el nombre. En una estrategia muy del estilo de Enrique Ochoa, la idea era litigar ante el Tribunal Electoral y, así, entre impugnación y apelación, Meade por aquí y Meade por allá.

SIN EMBARGO, la rebautizaron sin chistar como “Todos por México”, lo que dejaría abierta la puerta en caso de que haya un cambio de candidato.

EL TEMA no gusta a los Meadeliebers, pues saben que es imposible demostrar que no pasará lo que no ha pasado. Sin embargo, algo tendrán que hacer antes de que la sustitución se vuelva el gran fantasma de su campaña.
Y QUE le tapan la boca a Ricardo Anaya. A más de uno sorprendió que Dante Delgado, como estratega del frente PAN-PRD-MC ordenara a su candidato presidencial guardar silencio ante los medios.

A PARTIR de ahora toda la comunicación será a través de puros boletines. Obviamente lo más sorpresivo de todo esto fue que el panista… ¡se calló! (Reforma, pág. 10)

 

TRASCENDIÓ…
Que donde el ambiente se está poniendo más que tenso por el reparto de posiciones es en la alianza que encabeza Morena, porque resulta que por instrucción de Andrés Manuel López Obrador, los líderes del PES, Hugo Eric Flores, y del PT, Alberto Anaya, se reunieron para ponerse de acuerdo en la asignación de huesos, pero nomás no llegaron a nada.

El petista dice que merece elegir primero por derecho de antigüedad, después de tantos años de respaldo a AMLO, pero en Encuentro Social son muchos los que piden, sobre todo, un lugar en el Senado. La queja llegó a oídos del tabasqueño, quien dio el manotazo y advirtió que quien quiera puesto que se vaya al mercado.

Que la fracción de Encuentro Social en la Cámara de Diputados, por cierto, se quedó ayer sin líder parlamentario y con solo nueve integrantes tras la renuncia de Alejandro González Murillo, quien decidió separarse del partido en protesta por la coalición con Morena y Andrés Manuel López Obrador rumbo a las elecciones del 1 de julio.

Pero se dice que el sobrino del ex procurador Jesús Murillo no es la única baja de la bancada, pues al menos dos legisladores más dejarán la fuerza política liderada por Hugo Eric Flores en desacuerdo por su presunto repentino vuelco ideológico.

Que el precandidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, pidió a los medios de comunicación “tratarlo bien”, luego de que el dirigente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, señaló que el panista no iba a dar “entrevistas banqueteras”.

Y aunque justificó que la declaración de quien ha llamado su “mentor” fue solo para el acto del que tuvo que salir prácticamente corriendo al aeropuerto para viajar a Colima, afirmó que él mantendrá apertura con la prensa.

Que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, reconoció el paso que dio la PGR, a cargo de Alberto Elías Beltrán, en torno a pedir la extradición de César Duarte, pues “se abre una ventana para dialogar” con el nuevo secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

El panista, envuelto en una polémica con la autoridad federal por un asunto de entrega de recursos, ve aquí una oportunidad de interlocución. (Milenio Diario, pág. 2)