La riqueza de Anaya entierra su discurso contra la corrupción

185

El líder panista, Ricardo Anaya, parece haber abrevado en la escuela política de Andrés Manuel López Obrador, en la materia “Complot avanzado III”. El joven don Ricardo aprendió bien la lección: echarles la culpa a los medios de comunicación cuando no puede dar una explicación coherente de sus finanzas personales y las de sus familiares, quienes en 14 años lograron una verdadera fortuna en empresas e inmuebles en tierras queretanas, como lo documentó esta casa editorial. Como usted sabe, AMLO también es especialista en culpar a los medios de comunicación, cosa de recordar el expediente de la recaudadora Eva Cadena. Pero el alumno Anaya salió notable, pues primero se inventó supuestas amenazas que le llegaron de manera personal, para horas más tarde cambiar la versión: le llegaron a través de mensajes a su secretario particular. ¡De 10, con mención honorífica y sin presentar tesis, joven don Ricardo! (Universal columna Bajo Reserva)

¿Solidaridad sincera, corrección política, defensa interesada o una vacuna? ¿Qué hay detrás de los mensajes de defensa de los adversarios políticos del presidente del PAN Ricardo Anaya? Aquellos que se han pasado criticando a don Ricardo salieron ayer a meter las manos al fuego por su líder. Algunos panistas se preguntan los motivos de Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y Luis Ernesto Derbez para poner el pecho por Anaya, que -dicho sea de paso- no está acusado de nada. Simplemente un trabajo periodístico señala, con pruebas documentales, que él y su familia política son dueños de empresas e inmuebles, y que su patrimonio ha crecido de manera muy importante en los últimos 14 años, información que no ha sido desmentida. Panistas consideran que detrás de los mensajes de apoyo a Anaya puede haber varias motivaciones. Por ejemplo, nos dicen, la corrección política o que alguno de ellos haya sido presionado por su cercanía y trabajo en equipo con Anaya y, otra, quizá la más interesante, que alguno lo haya hecho para que no le endilguen un imaginario golpe político. Y, por supuesto, la última y más probable, que sea un gesto genuino de solidaridad con su respetado y admirado jefe nacional de partido. (Universal columna Bajo Reserva)

La bonanza económica de la familia política de Ricardo Anaya, documentada en actas del Registro Público de la Propiedad de Querétaro, junto a la coincidencia de fechas entre el meteórico ascenso político del dirigente del PAN y el crecimiento de las propiedades y empresas a nombre suyo y de sus familiares (mil por ciento los últimos 14 años) le pega directamente al discurso de “acabar con la corrupción” enarbolado por el carismático líder panista y es un golpe directo a su doble papel protagónico como líder de un partido y aspirante a la Presidencia de la República. Porque sin duda la corrupción, o la sola sospecha de ésta, será una de las agendas que dominarán la sucesión presidencial, en la que no sólo aspirantes o candidatos tendrán que revisar muy bien sus cuentas personales, sino también cuidar que, en su entorno más cercano, colaboradores, amigos, familia consanguínea o política, no haya “frentes” o temas que los involucren directa o indirectamente en escándalos. La contienda y la competencia por el poder en 2018 será, en ese sentido, no tanto sobre capacidades, experiencia o trayectoria, sino por un electorado que buscaría elegir al candidato que perciban, ni siquiera más honesto, sino el “menos corrupto”. (Universal columna Serpientes y Escaleras)

Con beligerancia ha reaccionado el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, a la información publicada sobre los negocios de sus familiares. Veraz o no, es apenas un esbozo de lo que vendrá en la campaña electoral. El doctor Leopoldo Gómez escribió sobre “lo que viene”. Lo que viene es algo más que una guerra de lodo, porque, como aclaró Joaquín López Dóriga, el lodo no tiene olor. Nadie debe decirse escandalizado. Así son las campañas en las democracias, sucias y loderas. Lo saben los políticos y, a quien asuste la sinrazón y mala fe políticas, siga el consejo anglosajón: al que no le guste el calor, que se salga de la cocina. (Economista columna Café Político)

Ricardo Anaya, presidente del PAN, fue alertado, no amenazado, de que un periódico capitalino preparaba una nota sobre el presunto enriquecimiento de su familia política, a partir de su incursión en la política. Anaya ciertamente no cuestionó las cifras, sino el uso faccioso de las mismas que tienen, dijo, el objetivo de intimidarlo para evitar que su partido se oponga a decisiones como la designación del nuevo fiscal del país y del especializado en el combate a la corrupción. El presidente del PAN tiene dos teorías: la que ya hizo pública, que se trató de un golpe del gobierno para “ablandarlo’ y la otra comentada entre sus cercanos que tiene que ver con el fuego amigo. (24 Horas columna La Divisa del Poder)

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, calificó de “infamia” lo difundido ayer por EL UNIVERSAL respecto al incremento que registra el patrimonio de su familia política, pero no rechazó el alza exponencial de bienes y empresas que poseen. En entrevista con MVS, argumentó que el gobierno federal y el PRI orquestan una campaña en su contra, porque el PAN se rehúsa a aprobar en el Congreso el pase directo del actual titular de la PGR a fiscal general, de ahí que el martes por la noche denunció “amenazas” que, dijo primero, le llegaron vía personal, y luego cambió la versión:” le llegaron a mi secretario particular”. (Universal Nota)

Según fuentes oficiales de primer nivel, los órganos de inteligencia del gobierno federal están muy cerca de cuajar un caso de escándalo financiero contra el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya. El noviembre del año pasado, el periódico El Universal publicó que Anaya se daba una vida de lujos -vuelos constantes a Atlanta, su familia viviendo en Estados Unidos- inconsistentes con los ingresos y patrimonio declarados en su 3de3. Las autoridades “le rascaron” al asunto, evaluaron las respuestas de Anaya y me dicen que están muy cerca de “cuadrar” el expediente en su contra porque no encuentran explicación de cómo él y su suegro se hicieron de esas bodegas y los terrenos que reveló en su reportaje de ayer El Universal. (Universal columna Historias de Reportero)

Para nadie es un secreto que el proyecto de Margarita Zavala es llegar a la Presidencia de la República en las elecciones del próximo 1 de julio, lo mismo que Ricardo Anaya, presidente del PAN, lo que la pone en desventaja por ser el jefe de su partido que controla presupuestos, aparato, órganos de gobierno partidistas, estatales, municipales y distritales, designación de sus titulares y de los aspirantes a los congresos federal y locales, además de influir en las listas de candidatos de miles de cargos de elección popular para el año que viene, a lo que hay que agregar el uso, para promoción personal, de cerca de millón y medio de spots que otorgó el INE al partido. De ahí que Zavala lo acuse de ser juez y parte, árbitro y jugador, pícher y cácher lo que la coloca en una posición de desventaja a pesar de que lo dobla en las encuestas. Hace poco tiempo, la panista le exigió que definiera ya al candidato presidencial, por la ventaja de Andrés Manuel López Obrador, a lo que su oponente le respondió que no eran los tiempos legales. (Milenio columna En Privado)

Margarita Zavala nos cuenta, en entrevista, de su reciente cumpleaños, cómo recuerda a su papá quien falleció el 9 de julio pasado, el apoyo de su familia en su aspiración presidencial y de lo que espiritualmente es importante para quien podría ser la primera candidata mujer a la Presidencia del país -¿Cómo llegas a este cumpleaños 50? Cuéntanos del festejo que tuviste. Especialmente el día de mi cumpleaños lo pasé con mis tres hijos (María, Juan Pablo y Luis Felipe) y con Felipe (Calderón Hinojosa), fue un momento muy importante para mí porque además estuvo mi mamá, y hubiera estado también mi papá. Me acompañaron mis hermanos y también estuvieron presentes quienes fueron padrinos de mis hijos. Mi cumpleaños lo suelo festejar con tranquilidad y con mis más cercanos familiares. (Universal Nota)

¡Lo niega todo! Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, se deslinda de tener vínculos con el líder huachicolero Othón Muñoz Bravo, quien fue detenido el domingo pasado en el fraccionamiento El Secreto. Circulan unas fotografías donde se ve al exgober, y aspirante presidencial por el PAN, montando a caballo en compañía del presunto delincuente. “Niego categóricamente que sea una persona cercana a mí. No guardo ningún tipo de relación o vínculo con él”, aseguró Moreno a través de su cuenta de Twitter. (Economista columna La Gran Carpa)

Que en los terrenos de la grilla nacional, ya es bien sabido lo apetitoso que les resulta el Estado de México a todos los partidos: es un enorme pedazo del pastel electoral para el 2018, pero también para sus definiciones internas. Por esa razón, muy probablemente se desarrollará aquí también la madre de todas las batallas panistas. Por lo pronto, Margarita Zavala se reunió ayer con la plana mayor blanquiazul en su sede de Naucalpan… Al parecer los gallos panistas a la grande ya hacen corte de caja, en calidad de urgente, para saber con cuántas canicas mexiquenses cuentan. Aquí ha estado con cierta constancia Rafael Moreno Valle, pero el que se ve muy rezagado en las visitas es Ricardo Anaya… salvo su presencia en la campaña de Josefina, medallista de latón en los comicios recientes. (Milenio columna Se Comenta)

Los presidenciables del PAN se solidarizaron con el dirigente nacional del blanquiazul, Ricardo Anaya. Condenaron las supuestas amenazas contra su dirigente y responsabilizaron del escándalo al gobierno. Y advirtieron que su líder no está solo no permitirán que Raúl Cervantes Andrade se convierta en el nuevo Fiscal General de la Nación. Todos, con excepción del senador Ernesto Ruffo Appel, respaldaron al queretano; incluso Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, quienes en días pasados rechazaron participar en los spots del Acción Nacional rumbo al 2018. (Financiero Nota)