Incorrecto hablar de plagio en “Shape of Water” de Guillermo del Toro

1062

Este 18 de enero de 2019 explotaron las redes ante la noticia de que “Shape of Water” de Guillermo del Toro había sido plagiada frente a un cortometraje universitario de tesis holandés titulado The Space Between Us que se puede ver completo en esta liga: https://www.youtube.com/watch?v=k9eph-UuMZE

Tanto la producción de Shape of Water como la del corto holandés, y tanto los productores de una como de otra, e incluso Guillermo del Toro y el director holandés (suponemos que el joven) Marc NollKaemper, conocían la existencia del otro trabajo meses antes. Y como es lógico no le dieron mayor importancia, porque se trata de una coincidencia.

Podría abundar en las diferencias notables que tienen ambos discursos en muchos aspectos, pero quiero destacar un tema que es importante actualmente y es el del plagio. Plagiar audiovisualmente querría decir que Guillermo del Toro y su producción tomaron partes de otra película que ellos no filmaron, y tras añadirles créditos propios la presentarán como suya. Es decir, plagiar implicaría utilizar película filmada por otra persona y ponerle otros créditos o simplemente no dar crédito a esas partes que se tomaron de otra producción.

Y no es el caso. Incluso suponiendo que “Shape of Water” estuviera basada en el cortometraje holandés (que no fue así) no se trataría de un plagio sino de un remake. Un volver a hacer. Pues todo lo que vimos en “Shape of Water” fue producido originalmente. Muchos estudiosos del tema consideran actualmente que un remake no consiste en una copia sino que es per se un nuevo original. De hecho cuando se filma un remake normalmente se hace con una finalidad muy distinta a la de la obra original, y por lo tanto el nuevo discurso, aun manteniendo el armazón de la trama, se pliega a su nuevo propósito.  El corto holandés The Space Between Us de Mark NollKaemper, es una obra de Ciencia Ficción, más cercana a The Abyss,  esa poco citada obra maestra de James Camerón. Mientras que Shape of Water de Guillermo del Toro, es un cuento de hadas de terror, que rinde claro homenaje a la cultura americana de los años cincuenta.

Ahora, ¿cuál es la probabilidad de que se filmen dos películas idénticas sin haber tenido nada que ver en ningún punto de su producción una con otra? Pues aunque parezca ínfima, ya ha pasado, y no pocas veces. Pondré solo un ejemplo: en 1989 vi en la sala de cine Always de Steven Spielberg, una película que por cierto me hizo llorar. Muy emotiva. Era sobre un hombre que tenía un buen matrimonio y por accidente muere al principio de la película, (interpretado por Richard Dreyfuss, actorazo) su fantasma sin embargo pena en este mundo tratando de establecer contacto con su mujer. Ambos tienen una canción Smoke Gets in your eyes, por el que me volví super fan de The Platters. Y en uno de los mejores momentos de la película bailan con esa melodía. Al final el fantasma le salva la vida a su mujer y se despide para ir al cielo always. Amé esa película, pero fue muy poco vista. Seguro el lector no la conoce. En 1990 entré a la misma sala de cine a ver Ghost, la sombra del amor… no la disfrute tanto como el mundo entero porque yo ya la había visto; incluso con su propio tema romántico Unchained Melody, también un clásico americano de los cincuentas (¿Cómo era posible un plagio tan descarado? Me preguntaba yo en aquel entonces) quizá el único ingrediente realmente original era la integración del personaje de Whoopi Goldberg (una actriz fenomenal, con un carisma tan grande, que te hace buena cualquier porquería). La secuencia del taller de alfarería me pareció desde aquella primera vista inverosímil, forzada y aborrecible… pero en fin. Se volvió un clásico. Nadie dijo nada, nadie escribió que fuera un remake. El guionista de Always es Jerry Belson. El guionista de Ghost es Bruce Joel Rubin. El parecido entre ambas es tal que uno tendría que llegar a la conclusión que hubo mano negra. Pero no. Fue la producción sincronizada de dos guiones casi idénticos, pero que al final ni lo son, ni produjeron películas idénticas. Always se asienta en las profundidades oscurísimas del océano de las películas olvidadas, mientras que Ghost sigue pasando por televisión cada fin de semana.

Y en fin, tuvo suerte el holandés Marc NollKaemper, pues seguramente hoy su cortometraje ya tiene cientos de miles de vistas, y por lo menos la crítica mexicana ha calificado el corto con muchos dieces, algunos incluso se han atrevido a decir que es mejor que el largometraje de Guillermo (lo cuál no es cierto, pero lo han dicho)  y desde hoy siempre será un referente frente a Shape of Water, una obra original de Guillermo del Toro que ha labrado su éxito a pulso y con merecimiento.

Luis F. Gallardo