Hora de definiciones en el PRD, Barrales o Monreal para la CDMX

316
Alejanda Barrales - Ricardo Monreal

ELECCIÓN JEFATURA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Las definiciones en el PRD de la Ciudad de México deben suceder ya, el próximo jueves para ser exactos, y esta vez los amarillos se juegan, seguramente, su última carta para seguir con vida política en esta capital. Tampoco hay mucho que pensar; sólo hay dos nombres en la urna, el de Alejandra Barrales y, seguramente, el de Ricardo Monreal. Ni el PAN ni ninguna otra organización de las reclutadas en la alianza de la ignominia tienen a una mujer o a un hombre listos para competir. El golpe que sufrió la militancia amarilla después de que su dirigencia se inclinara por una alianza con la derecha fue más que brutal, y ahora ya no hay cabida para una nueva desbandada: la militancia que queda, la que no tomó ninguna otra bandera, habrá de abandonar las luchas partidistas si siente que sobre sus espaldas se clava, otra vez, la daga de la traición. (Jornada columna Ciudad Perdida)

Empleados de la delegación Tlalpan comentan que la dueña del colegio Rébsamen, Mónica García, era una persona muy cercana a la jefa delegacional, Claudia Sheinbaum, y tiro por viaje la vieron haciendo antesala en su oficina, incluso después del trágico 19S. ¿Será por eso que doña Claudia anda muy calladita?  (Heraldo columna Sacapuntas)

Patadas debajo del mantel han comenzado a cimbrar la mesa que AMLO puso a Claudia Sheinbaum para entregarle en bandeja de plata la candidatura de Morena a la jefatura de Gobierno de la CDMX. El zapato que se mueve queriendo impactar la espinilla de la todavía delegada en Tlalpan es nada más y nada menos que el de Martí Batres, quien ya sólo en el papel es dirigente de ese partido en la capital. El político aprovecha el socavón en el que se desplomó Sheinbaum tras la muerte de 19 niños y siete adultos en el colapsado Colegio Rébsamen, durante el terremoto del 19S, para sembrar la versión de que su jefe bajará a la delegada de la candidatura. El argumento que disemina es que, por el tamaño de la tragedia, Sheinbaum no puede separarse del cargo para inscribirse, a más tardar en diciembre, como candidata. En cambio, alegan, ella debe mantenerse como delegada para atender la emergencia y no dañar más a Morena ni a AMLO. (Heraldo columna Periscopio)

Los aspirantes a una candidatura sin partido por la Jefatura de Gobierno entregaron al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) un total de 14 solicitudes, entre el 3 de octubre y las 23:30 horas de ayer para el proceso electoral 2017-2018. A 30 minutos de cerrar el periodo de registro, se habían enlistado ex funcionarios, una baterista, un empresario y otros ciudadanos que, para aparecer en la boleta electoral, deberán recolectar 74 mil 546 firmas antes del 12 de febrero del 2018. El plazo originalmente vencía el 10 de octubre, pero el Consejo General aprobó extenderlo seis días más debido al estado de emergencia que ocasionó el sismo del 19 de septiembre. (Reforma Nota)