En tierra indígena, Meade los olvida en su mensaje

397

Por Eduardo Flores Ortiz

En un lugar olvidado por décadas por los políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), así como del gobierno chiapaneco, dirigido por Manuel Velasco Coello, del Partido Verde Ecologísta de México, San Juan Chamula, inició su campaña el precandidato tricolor, José Antonio Meade.

En ese pueblo polémico del indigenismo chiapaneco, ecléctico y lleno de sincretismo religioso, señaló Meade Kuribreña que está preparado para conducir a los mexicanos a un mejor futuro de bienestar, seguridad y justicia social.

Sin embargo, en su discurso nunca mencionó el problema indígena en el país, menos en Chiapas, mal gobernado por sus aliados del Partido Verde.

Su discurso fue neutral, como si los conflictos indígenas, de los pueblos indios no existieran, cuando en Chiapas, el problema indígena es tenso y que en cualquier momento puede estallar de nueva cuenta como sucedió en 1994 al surgir el Movimiento Zapatista.

Su discurso no despejó la incógnita ¿Por qué elegir Chiapas para iniciar su campaña? Y ¿Por qué elegir precisamente el municipio de San Juan Chamula? Si finalmente evitó definir las líneas importantes que propone como gobierno y sobre todo el tipo de relación que oferta hacia las comunidades indígenas. El momento clave lo perdió y el mitin concluyó sin ideas ni proyectos para el territorio.

A pesar de ello, continuó hablando al aire: “Elegimos esta hora para decir claro y fuerte que no hay un solo minuto que perder en la tarea de hacer a México más grande y más justo”, dijo después del primer minuto de este jueves que marcaba el inicio de las precampañas.

Meade Kuribreña se comprometió a poner a Chiapas en sintonía con el desarrollo de México, “abatiremos la pobreza extrema. Acepto este bastón de mando que me acompañará desde San Juan Chamula hasta el triunfo el primero de julio (de 2018)”.

“Un México con seguridad y con Justicia, con alimento en cada mesa familiar, en el que se respete la ley, en donde las mujeres y niñas tengan protegidos sus derechos.

“Un México que le apueste a la educación y a sus jóvenes, un México que mejore su ambiente entero, un México que busque en el mundo las mejores oportunidades, este es el México que merecemos y es justamente el que vamos a construir cuando ganemos la Presidencia“, enfatizó.

Meade no ignora los problemas de la entidad. Los conoce de años atrás, pero evitó hacer referencia de ellos y allí muestra una actitud equivocada de un candidato que pretende ganar la Presidencia de la República, no se comprometió y con ello dejó de cumplir el plan de ganar votos en el sur, en el que existe una clara mayoría hacia Andrés Manuel López Obrador.

El mitin solamente sirvió al gobernador Manuel Velasco para obtener inmunidad y de paso, mostró al candidato rodeado de su equipo de trabajo, quienes han sido señalados como delincuentes juveniles, que han saqueado las finanzas chiapanecas. (Redacción)