En lavado de dinero, complicidad de funcionarios e instituciones

470

Para combatir el flagelo del lavado de dinero y la corrupción, ilícitos que dañan al país, la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sumarán esfuerzos y acciones.

El subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas de la SFP, Javier Vargas Zempoaltecatl, y el vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la CNBV, Sandro García Rojas Castillo, coincidieron en que hay mucho por hacer de manera conjunta para combatir estos males que aquejan al país.

Rojas Castillo expuso que la situación fiscal, evolución patrimonial y situación financiera, son elementos de análisis para detectar lavado de dinero, al igual que el modus vivendi, las operaciones financieras inusuales o relevantes, y los vínculos familiares y comerciales.

Explicó que el lavado de dinero se da por medio de la complicidad con funcionarios e instituciones, mezcla de dinero legal e ilegal, compañías fachada o “empresas fantasma”, venta o exportación de bienes y falsas estructuras de importación y exportación, o de doble facturación.

Rojas Castillo, quien es especialista Certificado en Detección de Lavado de Dinero (con apoyo de la Iniciativa Mérida del Gobierno de Estados Unidos) y miembro de la Asociación de Especialistas Certificados en Anti-lavado de Dinero, manifestó además que es necesario trabajar intensamente para revertir la percepción que se tiene.

Consideró que se trata de percepciones “que en ocasiones no corresponden a la realidad, por lo que resulta fundamental mejorar los mecanismos de transparencia”.

En su opinión, se debe trabajar mucho para dar “resultados satisfactorios”, y señaló que la CNBV regula aproximadamente a tres mil 500 entidades, en diversas modalidades y objetivos sociales.

La lucha contra el lavado de dinero y la corrupción es fundamental, por lo que “no se puede esperar más tiempo”, y dio a conocer que existen mecanismos y tecnologías para acabar con actos de corrupción, fraude, peculado, extorsión y cohecho, que están entre los delitos que genera esta actividad ilícita.

Manifestó la disposición de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de colaborar conjuntamente con la Función Pública para darle resultados positivos a la sociedad en el combate de estos ilícitos. (Redacción)