Convence Meade a banqueros, no a la ciudadania

199
José Antonio Meade

10 DE MARZO

SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Si fallo, que me metan a la cárcel a mí, dice Meade

Al ser cuestionado por representar al PRI en la contienda electoral, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, indicó que se debe reivindicar al servicio público. “El servicio público debe estar dispuesto a decir: yo no soy el que voy a meter a la cárcel, sino más bien decir: yo estoy dispuesto, a que, si fallo, me metan a la cárcel a mí”, afirmó el candidato durante su intervención en la 81 Convención Bancaria. (Prensa Nota)

“Ningún partido tiene el monopolio ni de la virtud ni de la falta de virtud

.José Antonio Meade Kuribreña, aspirante presidencial por la coalición Todos por México respondió a dudas que genera el Partido Revolucionario Institucional (PRI), uno de los que abandera su candidatura, respecto de la honestidad.  “Ningún partido tiene el monopolio ni de la virtud ni de la falta de virtud; los que vamos a contender somos los candidatos, y el candidato que va a contender soy yo. En materia de trayectoria dé vida, sin ninguna ambigüedad, soy quien con más calidad puede voltear a ver no solamente a la ciudadanía, sino a mi esposa y a mis hijos y decir que he sido honorable”, sostuvo. (Jornada)

Como pez en el agua

En la primera pasarela de propuestas de los candidatos a la Presidencia, José Antonio Meade se movió como pez en el agua ante la comunidad financiera, que lo conoce bien y lo ovacionó. Queda claro quién es el aspirante en el que más confían los mercados. Ahora le falta convencer a muchos ciudadanos comunes, y escépticos, que no tienen ese poder ni esa influencia. (Crónica Editorial)

Las cuentas de Anaya, ¿el golpe letal?

Un miembro del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto confirmó “en corto” el rumor que en las últimas horas corre como reguero de pólvora desde los corrillos políticos: “la próxima semana viene un nuevo golpe demoledor para Ricardo Anaya; es de tal nivel lo que se va a conocer que las acusaciones que le han hecho hasta ahora serán cosa de niños”. El comentario de ese secretario de Estado no dio más detalles de qué es lo que saldrá en contra del candidato presidencial del Frente ni si el origen de esa “bomba” sería nuevamente el gobierno de Peña Nieto, el PRI o su brazo político que es la PGR, pero se limitó a decir: “es algo más grande y delicado que lo conocido hasta ahora y puede ser letal para el panista”. Una investigación procedente del gobierno de Estados Unidos sobre las cuentas que Anaya tiene en bancos de aquel país, derivada de un seguimiento que le habrían hecho las autoridades estadounidenses tras sus frecuentes viajes a Atlanta. Y si eso se confirma, no sólo sería una auténtica “bomba” para el abanderado de la coalición opositora de Por México al Frente, sino que se prestaría también a suspicacias de si eso no fue parte de los acuerdos que se hicieron en la reciente visita de Jared Kushner, el yerno de Donald Trump a Los Pinos, donde se reunió en privado con el presidente Peña Nieto. ¿Sería una forma de ayudar al gobierno mexicano desde Washington en su cruzada jurídico-política contra el incómodo opositor Anaya? ¿Hubo algún tipo de pacto de apoyo al rezagado candidato del

PRI a la Presidencia desde la Casa Blanca? ¿Fue a petición de Peña Nieto o Videgaray, que en su momento apoyaron a Trump en su campaña, y si hay esos acuerdos a cambio de qué se hicieron?. Tal vez el optimismo de Peña se base en lo que algunas voces empiezan a advertir: la idea de que si logran descarrillar a Ricardo Anaya, el siguiente objetivo sería lanzar el aparato de gobierno, también con investigaciones relacionadas con la polémica Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, en contra de AMLO, sumado al uso de recursos públicos y la utilización abierta de programas sociales en la campaña. (Universal columna Serpientes y Escaleras)

La administración cierra dando palos de ciego hacia afuera y hacia dentro.

Por los indicios, el temor a perder el poder la precipita a jugar con la idea de entregarse al adversario externo y eliminar al adversario interno. Y decir jugar es eso, no tomar decisiones serias. Si, al inicio de año, se preveían la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el proceso electoral como los riesgos principales para la estabilidad política y económica, hoy juega a convertirlos en peligro. A los caprichos y desplantes de Donald Trump, el canciller Luis Videgaray sonríe obsequioso, mientras dobla la cerviz y pone en ridículo al jefe de Gobierno.  A la falta de carisma del candidato oficial, el encargado de la Procuraduría, Alberto Elías Beltrán, ofrece doblar al adversario panista y, así, dar satisfacción al jefe del Partido. Y, entre el jefe de Gobierno y el jefe de Partido, el jefe de Estado languidece. (Reforma columna Sobreaviso)

Rechacemos el entreguismo

La reciente visita a México del consejero de Donald Trump, Jared Kushner, puso otra vez en evidencia el fracaso de la estrategia seguida por el gobierno de Enrique Peña Nieto en la relación con Estados Unidos. A cada traspié le sigue uno y otro, actúa sin recapacitar, sin ánimo de corregir errores, como si nada hubiera pasado. Un gobierno impopular que fenece tiene prisa por malbaratar intereses nacionales, con tal de salvar intereses personales y mantener el TLCAN a cualquier costo. Peña Nieto debe estar frustrado: dos viajes a Washington cancelados, después de aguantar chantajes y amenazas. No quisiera pasar a la historia como el presidente mexicano que nunca entró a la Casa Blanca de Trump, después de haber sido el único presidente extranjero que lo invitó como candidato. Un presidente se disminuye cuando recibe al asesor de un colega. ¿Acaso ahora Trump recibirá en la Oficina Oval a un asesor de Peña Nieto?  Le corre prisa al gobierno mexicano por firmar acuerdos con Trump, como efecto mediático, para favorecer a su candidato José Antonio Meade, elevar la imagen del presidente y reivindicar a su canciller Luis Videgaray. (Milenio columna Sin Ataduras)

¿Lavador?

Le preguntamos a Aurelio Nuño sobre las declaraciones del joven panista en la Convención Bancaria que se celebra en Acapulco. Respondió: “Está ejerciendo presiones políticas sobre la PGR para que no lo investiguen. Nosotros, por el contrario, exigimos que se aceleren. “Faltan cuatro meses para las investigaciones. La gente tiene derecho a saber si lavó dinero o no”, subrayó. (Excélsior columna Arsenal)

Manual

Que los candidatos a diputados y senadores priistas están muy enojados con las coordinadoras de Comunicación de José Antonio Meade, Alejandra Sota y Alejandra Lagunes. Esta semana recibieron el “manual de uso de la identidad gráfica de campaña”, donde “las Alejandras” dieron mayor peso a los colores del Verde y Panal sobre los del PRI, por lo que los aspirantes del tricolor estallaron contra ellas y les recordaron que si bien los tres partidos van en coalición con Meade, en todos los demás cargos en disputa van solos y “no harán campaña a sus adversarios de otros partidos”. ¡Zas! (Milenio columna Trascendió)