AMLO y la Presidencia, articulación por medio de Smartphones y Redes Sociales

121
AMLO, redes sociales y smartphones
Por Clark

Las Benditas Redes Sociales, así dijo Andrés Manuel López Obrador ante la multitud agolpada en el zócalo capitalino, tras haber sido reconocido su triunfo en las elecciones y ser calificado como presidente electo al hablar de los elementos que le dieron empuje a su campaña.

La difusión de información por medio de Twitter, WhatsApp, primordialmente, y Facebook, hizo llegar hasta los rincones más apartados del país la guerra sucia en contra del ahora presidente electo, pero por esa misma vía llegaba inmediatamente su contraparte, la defensa contra la andanada de ataques viscerales de influencers, intelectuales y periodistas (pagados o espontáneos) y las Fake News  promovidas por sitios web de origen incierto y sin un dueño que diera la cara, así como por empresas que inundaron las líneas telefónicas con llamadas de guerra sucia.

En esa batalla cibernética se ha hablado mucho de los millenials como el componente explosivo que determinó el rumbo de la elección por su apego al uso de las redes sociales y el intercambio de mensajes escritos y de voz, pero esa sería una explicación incompleta si se toma en cuenta la herramienta que primordial utilizada en el intercambio informativo: el Smartphone.

El Smartphone no sólo se convirtió en el centro de entretenimiento y contacto de los jóvenes, sino que se distinguió como el elemento aglutinador de la ciudadanía al sumar a las personas adultas y hasta adultas mayores a la corriente de uso de las redes sociales y convertirlo en su centro de información.

En México se ha dicho que a los adultos y adultos mayores les llegaron tarde las nuevas tecnologías y se les declaró analfabetas en ese sentido, pero en estas elecciones presidenciales, ante algún hecho extraordinario, fue muy común ver a esas personas enviando mensajes de WhatsApp, expresando su inconformidad en Twitter arrobando a los personajes del momento e incluso haciendo transmisiones de Facebook Live.

La difusión de información y el contacto por medio de las redes sociales fueron determinantes para que Barack Obama lograra llegar a la presidencia de Estados Unidos, siendo la primera elección en que se mostraba su influencia, que se refrendó con la llegada de Donald Trump, que usa Twitter a diestra y siniestra dictando incluso órdenes de estado por ese medio. Hace 6 años, en la campaña presidencial de 2012, ya las redes sociales hacían ruido y mostraron cuán fuertes podrían ser al poner a entredicho al candidato Peña Nieto, tras el rechazo que sufrió en la Universidad Iberoamericana y el surgimiento del movimiento #YoSoy132; para pasar en 2018 a ser el punta de la defensa de Andrés Manuel López Obrador ante los ataques coordinados (por medio de una incontable cantidad de modalidades de Fake News) del más nutrido grupo de opositores del que se tenga memoria.

Pero, lo que hoy hemos presenciado no sería posible sin la unión de ciudadanos de todas las edades, que pudieron articularse y moverse en la misma dirección gracias a la herramienta de las redes sociales y el vector que es el Smartphone.

Por eso es que, en medio de sus discursos ya reconocido como vencedor de la elección presidencial y presidente electo, López Obrador no dudó en reconocer el papel de las Benditas Redes Sociales (y todos los que están detrás).