AMLO acuerda con PRI para descarrilar a Anaya: PRD

109

López Obrador pasó de víctima a victimario

El perredista Jesús Ortega afirma que se necesita estar ciego para no ver que hay un acuerdo explícito entre Andrés Manuel López Obrador y el PRI para sacar de la contienda a Ricardo Anaya, aspirante de la coalición Por México al Frente.  El ex coordinador de campaña de López Obrador dice que ahora se repite contra Anaya el complot y la estrategia que hace 12 años, en 2006, usó el gobierno federal contra López Obrador y hoy el tabasqueño ha pasado de víctima a victimario, al tejer un pacto de complicidad con el Ejecutivo Federal.  En entrevista, el ex presidente del PRD compara la situación del candidato del Frente con la que vivió AMLO en2006, y ve como principal razón que la verdadera competencia será entre Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, puesto que José Antonio Meade y el PRI “no levantan”.  Dice que si gana López Obrador significaría tener un gobierno de retroceso, hacia el autoritarismo y la dictadura. ¿Cómo se ve el proceso electoral desde el Frente? —He participado en varias campañas presidenciales y generales, pero no recuerdo que a estas alturas hubiera tal intensidad en la tormenta. (Universal Entrevista)

¡SOS! Internacional

Apenas se registró ante el INE y Ricardo Anaya voló en avión a Chile y a Alemania. Dicen en su cuartel que el viaje “estaba agendado hace semanas”, aunque otra versión indica que el panista organizó el fin de semana un viaje relámpago para buscar “apoyos internacionales” en la socialdemocracia de la poderosa Angela Merkel, y la derecha chilena con el recién llegado Sebastián Piñera, porque sabe que la ofensiva del gobierno mexicano en su contra se recrudecerá en los próximos días, hasta con posibles ataques del otro lado del Río Bravo. ¡SOS! Internacional, grita Anaya a Europa y Sudamérica. (Universal columna Serpientes y Escaleras)

El repliegue de Anaya

Las acusaciones de lavado contra Ricardo Anaya empiezan a generarle preocupación. Nos dicen que esta semana canceló su agenda pública porque su imagen va a la baja, según encuestas. Unos dicen que prepara su defensa con un nutrido grupo de abogados y, otros, que su war room prepara la contraofensiva. Sea como fuere, no la está pasando nada bien el Joven Maravilla. (Heraldo columna Sacapuntas)

¿Qué quiere Anaya?

Ricardo Anaya tiene un problema. Bueno, tiene varios, incluyendo la andanada de ataques que le está lanzando el gobierno y el PRI. Pero, más allá de que pueda salir ileso de las acusaciones en su contra, el candidato del Frente PAN-PRD-MC debe explicarle al electorado qué quiere hacer con el país si gana la Presidencia. La realidad es que sabemos muy poco de las propuestas de Anaya. Veo en la prensa que a los banqueros les hizo la misma presentación que en el evento cuando lo lanzaron como candidato del PAN a la Presidencia: el famoso discurso tipo Ted Talk, donde usó láminas de otros conferencistas, eso sí, citándolos. Me parece que Anaya perdió una oportunidad de oro para darse a conocer mejor definiendo su programa con políticas públicas concretas. Con los banqueros pudo haberse concentrado en la política económica. En su lugar, habló de puras generalidades. De combatir la corrupción con una fiscalía autónoma. De un mayor crecimiento económico con inversión en infraestructura de “robotización y automatización”. Será el sereno, pero, en esto de las propuestas de políticas públicas, López Obrador aventaja a todos los candidatos, incluyendo a Anaya. Hace falta. Anaya no le puede apostar sólo a ser el candidato antiLópez Obrador o antiPRI. Lo “anti” ayuda, pero también lo “pro”. El frentista debe presentar posturas sólidas en todos los temas importantes: Economía, inseguridad, corrupción, educación y relaciones de México con Estados Unidos. Hoy, en honor a la verdad, no sabemos qué quiere hacer con el poder. El Frente, por ejemplo, supuestamente está proponiendo cambiar el régimen político. ¿Qué demonios es eso? ¿En qué están pensando? (Excélsior columna Juegos de Poder)

Gobiernos de PAN y PRD rechazan a Anaya

El día de su registro como candidato presidencial -el pasado domingo 11 de marzo- Ricardo Anaya entendió que no es un invento la debacle de su candidatura. ¿Por qué? Porque el rechazo de los suyos está a la vista de todos. Solo seis -de 16 gobernadores de PAN y PRD- acudieron al registro de Anaya ante el INE. ¿Y eso qué significa? Pequeño detalle. Quiere decir que 10 de los gobernadores azules y amarillos “dejaron colgado de la brocha” a Ricardo Anaya; no asistieron al emblemático acto de postulación. ¿Y por qué se ausentaron? Cualquiera que entienda la simbología de los mensajes políticos descubrirá con facilidad que si un candidato presidencial tiene reales posibilidades de triunfo, ningún político -desde un humilde alcalde hasta un poderoso gobernador, pasando por diputados y senadores- se atrevería a desdeñar el evento del futuro presidente; el registro ante la autoridad electoral. Milenio columna Itinerario Político)

“Sentidos”

Que, por cierto, varios gobernadores del PAN están “sentidos” con su candidato Ricardo Anaya, pues dicen que se ha empeñado en no ceder absolutamente nada a grupos que no le rindan pleitesía. Entre los que no han sido tomados en cuenta están el de Aguascalientes, Martín Orozco; el de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, y el ex de Puebla Rafael Moreno Valle. Dos de estas tres plazas son fundamentales para que el panista pueda llegar a Los Pinos, y Aguascalientes es relevante por el voto duro que el partido azul tiene en zona cristera. (Milenio columna Trascendió)

Compartir