¡Adiós! sonrisa de Duarte

544

Después de cerca de 12 horas, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa se le declaró que continuará siendo sujeto a proceso por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita en el Reclusorio Norte.

De acuerdo a versiones de los presententes en la segunda audiencia celebredad en el Reclusorio Norte, a Javier Duarte se fue transformando la cara, primero en aburrimiento, después en desesperación, en fastidio y enojo.

el juez de control Gerardo Moreno García, del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, señaló que esto no implica una sentencia condenatoria, sino que a su juicio existen indicios suficientes para suponer la participación del ex gobernador en los de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita en el Reclusorio Norte.

 “El Ministerio Público ha destacado datos novedosos que yo no conocí en diligencias anteriores, pero sirven ahora para normar mi decisión. Los argumentos y datos de prueba presentados por el Ministerio Público son aptos y bastantes, porque constituyen indicios razonables que permiten suponer su participación en delincuencia organizada, como autor material y operaciones con recursos de procedencia ilícita”, señaló Moreno García.

De ser encontrarse culpable, César Duarte podría enfrentar una pena máxima de 10 años por lavado de dinero y hasta 40 años más por delincuencia organizada.

En esta audiencia, la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció pruebas para mostrar al Juez Moreno García que el ex gobernador veracruzano, encabezó una organización criminal en la que participaron nueve personas y más de 12 empresas falsas, entre ellas, Brades y Terra, y la desviación de 3 mil 148 millones de pesos provenientes de cinco secretarías del Gobierno veracruzano.

La audiencia vivió momentos de intenso intercambio de argumentos entre los fiscales federales y Marco Antonio del Toro, abogado del ex gobernador, a grado tal que los representantes de la PGR señalaron que “es patético que se pretenda litigar –la defensa del ex gobernador– con reglas del viejo sistema” de justicia.

Con semblante preocupado y un constante y nervioso movimiento de manos, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, escuchó cada una de las imputaciones que por lavado de dinero y delincuencia organizada le formuló la PGR.

A diferencia de otras audiencias judiciales, en esta ocasión Duarte de Ochoa evitó a usar la palabra y se limitó a decir, las tres ocasiones en que el juez le preguntó su parecer: “Me adhiero a lo que dice mi abogado”.

La PGR subrayó que el ex gobernador de Veracruz vulneró la seguridad nacional y el sistema financiero con sus presuntos desvíos y operaciones de lavado de dinero.

Y en su twiter escribió: “A través del Ministerio Público de la Federación, logra la vinculación a proceso de JDDO (Javier Duarte de Ochoa)”.

El equipo de fiscales integrado por Pedro Guevara Pérez, Martha Estela Ramos Castillo y Nely Labor, se vio reforzado por el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Israel Lira Salas.

Por su parte, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, informó que la Procuraduría General de la República (PGR) aceptó llamarlo como testigo en el caso contra Javier Duarte. “Estoy listo, tengo y cuento con toda la información, la he tenido desde siempre y estoy integrando debidamente las carpetas y las proporcionaré a la PGR”.

El proceso se seguirá en el Reclusorio Norte. (Redacción)